domingo, 12 de junio de 2016

Reseña: Before I Wake



Título original: Before I Wake
Título en español: Somnia, antes de despertar
Director: Mike Flanagan
Guion: Mike Flanagan, Jeff Howard
Género: drama, terror

Sinopsis: Mark y Jessie son una pareja que ha vivido momentos difíciles y que, para seguir adelante con sus vidas, decide adoptar a Cody, un dulce niño que hace todo lo posible por evitar quedarse dormido. Pronto, Mark y Jessie comprenden que lo que mantiene despierto a Cody no se debe a la inestabilidad de los hogares en los que ha estado, sino a algo más inexplicable: sus sueños y pesadillas se manifiestan físicamente. En un momento experimentan la increíble maravilla de su imaginación y al siguiente, la horrible naturaleza de sus terrores nocturnos. 


RESEÑA

¡Hola! Hoy traigo una película que desde hace muchísimo tiempo tenía ganas de ver. Y cuando digo muchísimo, es muchísimo. Se supone que saldría en mayo del 2015, pero diversas razones que desconozco la llevaron a estrenarse hasta el pasado mes de abril. Cuando vi el trailer dije: "se ve perfecta, parece que tiene todo lo que una película de terror debe de tener, ¿qué podría salir mal?". Así que, cuando por fin tuve la oportunidad de verla, la vi con (muy) altas expectativas. 

Jessie (Kate Bosworth) y Mark (Thomas Jane) no han logrado reponerse por completo de la pérdida de su hijo, Sean, pero se sienten listos para intentar comenzar de nuevo junto a Cody (Jacob Tremblay), un niño que, luego de haber perdido a su madre, pasó por dos familias antes de llegar hasta ellos. Todo parece ir bien al principio, pero Cody guarda un secreto: pasa las noches leyendo sobre mariposas y tomando bebidas con cafeína porque tiene terror de dormir. Sus sueños son una cosa preciosa, increíble, e incluso le dan a Jessie la oportunidad de volver a ver a Sean (o un espectro de lo que fue Sean). Pero el don de Cody es un arma de doble filo y si Jessie no descubre su origen a tiempo, Mark y ella podrían ser los próximos en ser devorados por el "Canker Man", el aterrador monstruo que persigue a Cody en sus pesadillas.

Ahora, muchos han calificado a esta película como pésima, otros como regular. Muchos se decepcionaron porque esperaban algo como Oculus, película que hizo popular a Mike Flanagan. La mayoría de las películas de terror son híbridos, pero en este caso el trailer prometía mucho más terror de lo que en realidad tiene. A mí me gustó, PERO sí creo que pudo ser mucho, muchísimo mejor. Tiene puntos fuertes como la participación del adorable Jacob Tremblay, que ya demostró una vez su talento en The Room. El guion no es muy bueno y el clímax es bastante flojo, pero la idea de que lo que nos sucede cuando somos niños nos persigue por siempre me parece muy interesante, porque es cierto que los monstruos que viven en nuestra cabeza a veces son tan peligrosos que pueden llegar a hacernos daño en la realidad. Los niños son como esponjas, por lo que las posibilidades de la imaginación (y, por consiguiente, de los efectos visuales) son infinitas.

Before I Wake es una de esas películas que prometen mucho, pero que al final nos dan algo... diferente. Es más un drama sobrenatural que una película de terror. Muchos aspectos pudieron mejorarse, pero no es mala si no se ve con expectativas altas. Tenía muchísimo potencial, pero se queda en una propuesta. Eso sí, una cosa es segura: a Jacob Tremblay le esperan grandes cosas.


Puntuación


¿Les llama la atención verla? :)

Image and video hosting by TinyPic


miércoles, 1 de junio de 2016

Reseña: Fangirl



Título: Fangirl
Autor: Rainbow Rowell
Editorial: Alfaguara
Género: romance, slice of life
N° de páginas: 512

Sinopsis: Cath es una fan de Simon Snow. Bien, todo el mundo es fan de Simon Snow, pero para Cath, ser fan es su vida y es realmente buena en ello. Ahora que están de camino a la universidad, su hermana gemela, Wren, le ha dicho a Cath que no quiere ser su compañera de habitación. Cath está sola, completamente fuera de su zona de confort. Tiene una hosca compañera de habitación con un novio encantador y que siempre está alrededor, una profesora de escritura que piensa que el fanfiction es el fin del mundo civilizado, un apuesto compañero de clase que solo quiere hablar de palabras... Y ella no puede dejar de preocuparse por su papá, quien es amoroso y frágil y nunca ha estado realmente solo. Para Cath, la pregunta es: ¿puede hacer esto? ¿Puede lograrlo sin Wren sosteniendo su mano? ¿Está lista para comenzar a vivir su propia vida? ¿Y realmente puede superarlo si eso significa dejar a Simon Snow atrás?


RESEÑA

¡Hola! Seguramente han escuchado hablar de este libro antes, que en general tiene buenas críticas, pero de todas formas quería dedicarle un espacio aquí. Lo leí hace ya algún tiempo, pero recuerdo bien que en cuanto lo vi quise leerlo al instante por dos razones: 1) la portada (me encantan las portadas de los libros de esta autora, son algo precioso) y 2) el (significativo) título.


No creo que sea buena en esto. Chico-chica. Persona-persona. No confío en
nadie. Nadie. Y cuanto más me importa alguien, más segura estoy de que 
se van a cansar de mí y a largarse. 


Cath Avery es una chica tranquila que disfruta de quedarse en casa escribiendo fanfiction (su historia más leída y comentada, Carry on, Simon, tiene miles de seguidores) y toda la vida ha sido la otra mitad de su gemela, Wren. Desde que su madre las dejó cuando eran pequeñas, solo se han tenido una a la otra, a su desorganizado padre y a la saga de Simon Snow (nuestro Harry Potter, pero con uno que otro vampiro por ahí). Y aunque para Cath esto de esconderse tras mundos ficticios funciona de maravilla, Wren, que siempre ha sido "la gemela cool", está lista para un gran cambio ahora que las dos se van a la universidad. Pero para alguien como nuestra protagonista, tan tímida y reservada al grado de la ansiedad social, un gran cambio es el peor escenario posible.

Fanception by palnk
No estoy segura de clasificar a esta novela como un slice of life, pero yo diría que lo es. No tiene acción como tal ni sucesos extraordinarios, es simplemente la historia de Cath y su maduración personal, talento creativo, romances y relaciones familiares. Y aunque el éxito de la novela recae en que Cath nos agrade lo suficiente como para interesarnos en lo que le sucede en su día a día, debo decir que no me gustó mucho su personaje. Me pareció demasiado moralista (que no tiene nada de malo excepto cuando te quieren vender la imagen de chica buena). También, aunque intenta romper ciertos estereotipos, cae en otros como "la chica-rara-que-siempre-ha-sido-hermosa-pero-no-lo-sabe". Esto claro no quiere decir que Cath sea un mal personaje. Tiene defectos y su motivo de ser como es me parece válido, además de que uno de los puntos fuertes de la novela es, precisamente, que podemos identificarnos con ella. Ya sea porque también nos gusta leer, escribir y fantasear, o porque somos inseguros y no nos atrevemos a confiar en los demás, o porque somos parte de algún fandom (Harry Potter, en este caso), o porque a veces nos da miedo que el resto del mundo nos tilde de raros por nuestros gustos... La novela funciona porque nos identificamos con Cath no tanto por lo que ella es, sino por todo lo que su personaje representa.

Los demás personajes giran alrededor de Cath, aunque los más importantes (narrativamente hablando) son Levi y Wren. Levi me gustó por su simpleza, no es un chico ni muy brillante ni muy guapo, pero sí de buenos sentimientos. Wren... bueno, admito que a veces tenía ganas de lanzarle un zapato, pero no por las mismas razones que Cath; quiero decir... una chica puede ser extrovertida, fiestera e incluso banal, pero eso no la hace necesariamente una mala chica (creo que tenemos que abandonar la idea de que las mujeres que prefieren las fiestas, los chicos y la ropa valen menos que las que leen o pintan o qué sé yo). También tenemos a Simon y a Baz (y su romance a lo Drarry); aunque ellos no me emocionaron mucho, el tema del fanfiction sí se me hace interesante. ¿Debemos escribirlo y publicarlo? Cath sostiene que es más fácil para ella trabajar con mundos que ya están hechos, pero que eso no quita que sean sus historias. Ha escrito tanto de Simon y Baz y se ha encariñado tanto con ellos, que los siente como suyos. Algunos estarán de acuerdo con ella, pero otros, como su profesora de escritura, no. La idea del fanfiction como arco para la protagonista se me hace muy bueno (dejar la zona de confort y atreverse a crear nuevas historias con vivencias que duelen pero que sirven), pero no me pareció bien desarrollada. El final se me hizo precipitado en ese aspecto y no sentí que Cath madurara realmente. Pero bueno, tampoco se le puede pedir a una chica madurar en un solo año, ¿cierto?

Fangirl es un libro chulo lleno de situaciones cotidianas. No me pareció la octava maravilla y como todo en la vida puede gustar o no gustar, pero yo creo que vale la pena leerlo porque uno nunca sabe con qué puede identificarse. Después de todo, personas como Cath existen y eso está bien.


Puntuación


Si lo han leído, ¿qué le pareció? :)

Image and video hosting by TinyPic